top of page

Leonardo: gli errori/ orrori della fiction

En las últimas semanas la RAI ha emitido la ficción Leonardo, una ficción que a pesar de gustar a muchos, también ha sido [con razón] muy criticada, tanto por su increíble lentitud como por los errores presentes.

No quiero entrar aquí en los méritos del concepto de ficción y ficcionalidad, personalmente creo que fue un mal trabajo y el concepto de ficción no puede trascender la verosimilitud y la verdad, como por ejemplo lo fue el telefilme, también sobre Leonardo, realizado también por la RAI en los años 70, en el que el actor Philippe Leroy interpretó a Leonardo (actualmente disponible en raiplay).

Este afán de enriquecer, distorsionando ha hecho que la última ficción, sea un producto mal hecho, pensando que se tiene delante a un público que debería sorprenderse, incluso con la falsedad, con el misterio y el noir, lástima que si los autores hubieran conocido realmente la vida de Leonardo sabrían que no había nada que añadir, mistificar e inventar porque la vida de Leonardo ya es interesante y completa tal y como la conocemos.


Pero, ¿cuáles fueron los mayores errores?

Esta es una lista de los mayores errores en la ficción de Leonardo:


1 Fisonomía de Leonardo: Vasari en sus Vidas describe a Leonardo como un hombre muy guapo físicamente y muy alto, por los retratos realizados por los artistas de su época y también por algunos autorretratos podemos imaginar que Leonardo era moreno/rubio y no podía llevar barba, hasta el año 1500 las barbas no estaban de moda y solo se dejaban crecer en señal de luto.


2 su carácter: Vasari describe que Leonardo tenía un carácter que podríamos decir que era brillante, ingenioso (los lemas/chistes de Leonardo eran famosos), era un hombre seguro de sí mismo y de dónde quería ir, de sus proyectos y no un tímido e inseguro como se muestra en la ficción.

Famosa fue su relación con Miguel Ángel, un choque de titanes, Leonardo hablaba de Miguel Ángel como un albañil y obrero, siempre sucio de polvo (de los mármoles esculpidos), Miguel Ángel decía que Leonardo era un snob, porque no tenía una relación directa con el arte, sino "aristocrática". Obviamente este choque de titanes y esta diferente forma de ver al otro se debe a la diferente forma artística de concebir el Arte y ser artista, pero esto merece otro y próximo post.


3 la relación con Verrocchio: Leonardo asistió al taller de Verrocchio entre 1468 y 1470, mientras que en 1490 Verrocchio llevaba ya dos años muerto y Leonardo tenía su propio taller. Leonardo, que se muestra como un alumno poco apreciado de Verrocchio, fue, en cambio, tan apreciado de joven que Vasari cuenta que Verrocchio dejó de pintar.


4 El proceso de mezcla de colores era una de las primeras cosas que se enseñaba a los aprendices nada más entrar en el taller, es decir, cuando aún eran niños, mientras que en la serie se muestra a un Leonardo adulto.


5 El primer y más famoso currículum de la historia: fue el propio Leonardo quien en 1482 se trasladó a Milán enviado por Lorenzo el Magnífico como intérprete de lira y quien presentó a Ludovico una especie de "currículum" por carta y no fue Ludovico el Moro quien fue a Florencia a solicitar los servicios de Leonardo.


6 Gian Galeazzo: Gian Galeazzo murió a la edad de veinticinco años en 1494 y no siendo un niño como se muestra en la serie. Pero ésta es solo una de las muchas y enormes inexactitudes históricas, como la conquista del Ducado de Milán, que fue encomendada por el rey Luis XII a Gian Giacomo Trivulzio y no a César Borgia como se muestra en la serie.


7 la Mona Lisa, que no estaba de luto: Lisa Gherardini dice estar de luto por la muerte de su hija recién nacida de sólo seis meses, en realidad no era costumbre en el siglo XV llorar por los niños que morían de pequeños, como se hacía en cambio por los padres u otras personalidades importantes, siendo la mortalidad infantil extremadamente alta.


8 Catherine: ¡no hay ninguna Catherine!

Vasari nos habla de Caterina, una Caterina que también le seguiría a Milán, pero que era la madre de Leonardo.


9 Lo que no sale de la ficción es su mundo interior, su investigación, su condición de pintor que podríamos decir que era aristotélico (aunque Rafael, que lo conoció, lo retrató como Platón), y por tanto de científico en una época en la que el Arte era ciencia, el dibujo era ciencia (la escisión entre el concepto de Arte y el de Ciencia sólo se produciría más tarde) y Leonardo era investigador, podríamos hablar de un círculo virtuoso, pintaba para saber y sólo después de haber estudiado podía pintar, por eso también fue un pintor muy lento y un agnóstico religioso, pero de esto hablaremos en un próximo post, o cuando estés en Florencia, en los Uffizi frente a su muy especial e inusual Anunciación.





7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page